Federico Badano | 2º Trimestre
16508
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16508,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Segundo Trimestre de Embarazo

En el segundo trimestre del embarazo comúnmente se realizan dos ecografías. La primera a partir de la semana 16  para determinar el sexo fetal;
y a una edad gestacional más avanzada, para evaluar la presencia de malformaciones estructurales en el feto.

Determinación del Sexo Fetal

Semana 16 a 23

El sexo fetal puede definirse a partir de la semana 16 mediante la visualización directa de los genitales externos masculinos o femeninos.

En algunos casos (obesidad materna o cicatrices de múltiples cesáreas) la visualización de los genitales puede ser dificultosa, pudiendo ser necesario  realizar el examen a una edad gestacional más avanzada (semana 18, por ejemplo).

En etapas previas (semana 12 a 14), es posible “predecir” el sexo fetal mediante la evaluación del tubérculo genital. Sin embargo, no es recomendable definir el sexo en este momento debido a que aún correctamente interpretado, presenta un margen de error de entre el 10-20%.

Ecografía Morfológica

Semana 21 a 23

Idealmente se realiza a esta edad gestacional en países donde la interrupción del embarazo es legal. Debido a que en nuestro país no lo es, la detección de malformaciones estructurales mediante ecografía puede realizarse hasta la semana 28 aproximadamente.

Durante este período de la gestación, el tamaño del feto es óptimo para realizar una evaluación detallada de todos sus órganos en busca de malformaciones estructurales.

 

Si bien la mayoría de las malformaciones (alrededor del 90%) pueden identificarse en esta etapa, existe un pequeño porcentaje de alteraciones que pueden hacerse evidentes recién en el tercer trimestre del embarazo o incluso, no detectarse por ecografía.

 

Ante la detección de una anormalidad, se realizará un plan de seguimiento ecográfico y/o se re-examinará al feto las veces necesarias para llegar a un diagnóstico presuntivo.

Del mismo modo, se asesorará a los padres respecto del pronóstico de la enfermedad y eventualmente podrá recomendarse una interconsulta con un médico especialista genética y/o estudios citogenéticos complementarios.

 

Es importante mencionar que la ecografía morfológica es limitada en la detección de cromosomopatías, como el Síndrome de Down, en comparación con el Screening del primer trimestre exceptuando aquellos casos en que coexisten malformaciones estructurales.

 

En forma complementaria, y dependiendo de los antecedentes de la paciente, podrá realizarse una ecografía transvaginal para evaluar la longitud cervical con el objetivo de detectar a aquellas madres con un mayor riesgo de parto prematuro.

TURNO ONLINE

Para todas aquellas prácticas que no requieran autorización previa.

1
Hola. En qué podemos ayudarte?
Powered by